REVISTA DE BARRIO CONVERTIDA EN BLOG

ACOMPAÑANOS CON UN MATE, TÉ, CAFÉ O CON LO QUE GUSTES
¡BIENVENIDOS! - ¡WELCOME!

PROVINCIA DE MISIONES, REPÚBLICA ARGENTINA
En español - Language Spanish

GRACIAS POR LA VISITA

-----------------------------------------------------------------------------
Este blog cuenta con temas de creación personal y extraídos de la web, revistas, diarios, con la única intención de entretener, aportar algo educativo y compartir un momento informativo sobre distintas cuestiones (Sin fines de lucro u otros intereses comerciales). Para ver los TEMAS anteriores, clickea en "LOS TEMAS PUBLICADOS" que se ordenan por año y número de post con sus respectivos títulos.

viernes, 28 de noviembre de 2014

538 - Microrrelatos

El arte de escribir historias breves

Cuando nos referimos al microcuento o microrrrelato estamos hablando de aquellas historias narradas de manera breve. A diferencia de la novela y el cuento, el microrrelato tiene la habilidad de ser concisa, precisa, de una gran intensidad ya que está limitada la acción en pocas palabras.
 Su estructura varía desde una palabra hasta cien o bien un párrafo o dos, dependiendo de la exigencia y la necesidad de expresión; la brevedad es subjetiva y se condiciona al paratexto del autor.
La necesidad de dosificar el tiempo y la vorágine de la modernidad en su conjunto alimentaron este nuevo modo de escribir, de expresarse y ello nos permite su lectura en el metro, en el autobus, a la espera de un taxi, en un breve periodo de descanso, cosa que con una novela nos dificulta su lectura por la extensión y su complejidad. 
 La mayoría de críticos literarios en el mundo hispanohablante ubican las raíces directas a la micronarratividad en el modernismo hispanoamericano y las vanguardias. 
El crítico literario y escritor Pedro de Miguel, especializado en este género, expresa en un artículo publicado por el Mundo.es (El microrrelato: ese arte pigmeo) lo siguiente: 
"Pero es en la época moderna, al nacer el cuento como género literario, cuando el microrrelato se populariza en la literatura en español gracias a la concurrencia de dos fenómenos de distinta índole: la explosión de las vanguardias con su renovación expresiva y la proliferación de revistas que exigían textos breves ilustrados para llenar sus páginas culturales. Algunas de las greguerías de Ramón Gómez de la Serna son verdaderos cuentos de apenas una línea, y también Rubén Darío y Vicente Huidobro publicaron minicuentos desde diversas estéticas. Junto a estos autores, la crítica señala también al mexicano Julio Torri y al argentino Leopoldo Lugones como decisivos precursores del actual microrrelato". 
 En cuanto a sus principales características, David Roas ( escritor y crítico literario español, especializado en literatura fantástica) distingue en su obra "El microrrelato y la teoría de los géneros" de 2008, una amplia lista de rasgos discursivos, formales, temáticos y pragmáticos. Algunos de estos incluyen:
  • Rasgos discursivos: narratividad, hiperbrevedad, concisión. etc. 
  • Rasgos formales: estructura simple, personajes mínimamente caracterizados, espacios esquemáticos, condensación temporal, etc. 
  • Rasgos temáticos: intertextualidad, metaficción, ironía, parodia, humor, etc. 
  • Rasgos pragmáticos: exigencia de un lector activo. 

10 tips para escribir microrrelatos. 

El portal español escuela de escritores  gentilmente publicó para sus concursantes un decálogo cuya meta es,  ofrecer una guía a tener en cuenta en el arte de escribir microrrelatos (concurso "VIII Edición de Relatos en Cadena Temporada 2013-2014"):


1. Un microcuento es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas. 

3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia. 

4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud. 

5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples. 

6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo. 

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante. 

8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande. 

9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.  

10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces. 

A continuación, dos microrrelatos de autoría personal:


RUBOR 

Allí está Ena morado frente a Mara. El enano, alias Ena, no reacciona ante la presencia femenina y a Mara eso la fascina. Ella, piensa que él podría ruborizarse de un color carmín como todo el mundo, pero no; está ¡Morado! La mujer decide dialogar pero no obtiene respuestas. El petiso observa imperturbable. Mara insiste una y otra vez; él sigue impávido. Ella se siente molesta ante el silencio y lo empuja violentamente contra la vidriera. Observa al pequeño maniquí, favorito de su patrona, empotrado en el escaparate y sonrojada comprende su error, producto del estrés y la soledad. 


 CONTEMPLACIÓN

 Frente a mí, su figura. Sudoroso, ojeroso, tambaleante. Una línea de baba caía de su boca. La vena de su yugular saltaba palpitante. El rostro desencajado me amenazaba pero su mirada perdida me decía que no iba a dañarme. Eso pensaba. La habitación solitaria era testigo del momento. En su mano brilló el cuchillo con resto de sangre y carne. De pronto ya no pudo sostenerse en pie. Borracho cayó junto a la tapa de asado y las achuras crudas. Bajo el efecto del vino tinto, tirado en el suelo, contemplé el espejo por última vez. Me dormí profundamente. 
RL 

0 - DEJA TU OPINIÓN: ACÁ:

Publicar un comentario

Su mensaje se publicará en breve. Muchas gracias por opinar.

 
ir arriba