REVISTA DE BARRIO CONVERTIDA EN BLOG

ACOMPAÑANOS CON UN MATE, TÉ, CAFÉ O CON LO QUE GUSTES
¡BIENVENIDOS! - ¡WELCOME!

PROVINCIA DE MISIONES, REPÚBLICA ARGENTINA
En español - Language Spanish

GRACIAS POR LA VISITA

-----------------------------------------------------------------------------
Este blog cuenta con temas de creación personal y extraídos de la web, revistas, diarios, con la única intención de entretener, aportar algo educativo y compartir un momento informativo sobre distintas cuestiones (Sin fines de lucro u otros intereses comerciales). Para ver los TEMAS anteriores, clickea en "LOS TEMAS PUBLICADOS" que se ordenan por año y número de post con sus respectivos títulos.

sábado, 22 de noviembre de 2014

534 - Esa canción pegadiza

EL SÍNDROME DE LA CANCIÓN PEGADIZA

 (EARWORM)


Te levantas a la mañana y de pronto en tu cabeza suena aquel tema que no te gusta y sin embargo, automáticamente, comienzas a tararearlo. Nos sucede a la mayoría, quienes estamos inmersos en la vorágine de un mundo tecnológico, bombardeados por sonidos agradables y desagradables. O vas pensando por la calle en un asombroso silencio, y de pronto se activa cierta melodía que, te transporta a otro tiempo, a otro lugar aun cuando quisiste otro resultado de tus ideas.
 A casi todos nos afecta este fenómeno denominado "síndrome de la canción pegadiza" o en inglés, "earworm" (gusano del oído). El 99% de la población se ha sentido en algún momento "infectada" por una canción que no pudo quitarse de la cabeza. Y es que al escuchar ciertos temas musicales, ciertos sonidos armónicos, éstos resuenan una y otra vez de manera incontrolada, que aún en el más absoluto silencio, pareciera ser que tuviéramos una fiesta dentro de nuestra cabeza.
El investigador James Kellaris, de la Universidad de Cinncinnati de los EE.UU explica que el efecto es mayor si la canción es la primera que uno escucha al levantarse, o lo último que oyó antes de irse a la cama. Ella se adhiere al córtex auditivo del cerebro, encargado de procesar los sonidos. El deseo de tararearla funciona como una picazón mental que se alivia repitiéndola sin parar.
El cerebro luego de oir una canción pegadiza, se mantiene activo de la misma manera en que si esta canción continuara sonando, por su tendencia a rellenar los huecos, nos revela el investigador David Kraemer en un artículo publicado por Nature. Kraemer nos describe además que; "es una forma generalizada y espontánea de las imágenes que marcan la vida cotidiana" por lo que es un medio conveniente a través de la cual se puede estudiar la memoria.
El neurólogo Oliver Sacks, escribió sobre "El síndrome de la canción pegadiza" a la que describe como un “claro signo de la abrumadora y, a veces, sensibilidad impotente de nuestro cerebro a la música". La música se basa en la repetición, los earworms se destacan por lo mismo. En su libro cuenta una anécdota de cuando se le metió en la cabeza la canción 'Love and Marriage' y su intento por quitársela: "Yo salté hacia arriba y abajo. Conté hasta cien. Me eché agua en la cara. Traté de hablarme en voz alta, tapándome los oídos. Finalmente se desvaneció, pero tarde o temprano volvió aparecer” 
La música es una presente constante en la sociedad de hoy, y hasta parece que las canciones están diseñadas a ser pegadizas. Este fenómeno sucede cuando escuchamos un jingle en la radio, un tema musical agradable (o no), un tema tarareado por otro, entre otras circunstancias... Recién se esta investigando esta singularidad y por ende, se está en los albores de la misma. El sitio EarWurm te propone compartir y contagiar canciones. Al entrar podrás escuchar el earworm del día y proponer el tuyo, sin necesidad de registrarte. 
Quizas si se enfoca la mente en algo que nos mantenga ocupado, se pueda apagar momentáneamente esa repetición, pero nada garantiza que pueda volver para torturarnos hasta que podamos desplazarla por otra canción.

0 - DEJA TU OPINIÓN: ACÁ:

Publicar un comentario

Su mensaje se publicará en breve. Muchas gracias por opinar.

 
ir arriba