REVISTA DE BARRIO CONVERTIDA EN BLOG

ACOMPAÑANOS CON UN MATE, TÉ, CAFÉ O CON LO QUE GUSTES
¡BIENVENIDOS! - ¡WELCOME!

PROVINCIA DE MISIONES, REPÚBLICA ARGENTINA
En español - Language Spanish

GRACIAS POR LA VISITA

-----------------------------------------------------------------------------
Este blog cuenta con temas de creación personal y extraídos de la web, revistas, diarios, con la única intención de entretener, aportar algo educativo y compartir un momento informativo sobre distintas cuestiones (Sin fines de lucro u otros intereses comerciales). Para ver los TEMAS anteriores, clickea en "LOS TEMAS PUBLICADOS" que se ordenan por año y número de post con sus respectivos títulos.

martes, 18 de noviembre de 2014

533- La importancia de la memoria

LA MEMORIA HUMANA                             

 

   En la actualidad cuando pronunciamos "memoria" una gran parte de la sociedad, especialmente jóvenes, lo asocian con el hardware de la computadora, del celular o de alguna otra herramienta tecnológica. Claro que, de hecho damos por sentado que todos los seres humanos también tenemos memoria y que se lo define como la facultad que le permite al ser humano retener y recordar hechos pasados y que por otra parte, nos permite denominar al recuerdo que se hace o al aviso que se da de algo que ya ha ocurrido, y a la exposición de hechos, datos o motivos, que se refieren a una cuestión determinada.
    La memoria humana es la función cerebral que se detecta por las conexiones sinápticas entre las neuronas. Según su extensión temporal, suele hablarse de la memoria a corto plazo (resultante de la simple excitación de la sinapsis a fin de potenciarla o sensibilizarla de manera transitoria) y de la memoria a largo plazo (un refuerzo de la sinapsis de carácter permanente que se logra por la estimulación de genes determinados y por la síntesis de ciertas proteínas). 
    La memoria Con el tiempo la memoria disminuye. Así como luego de los 40 ó 50 años, es normal que aparezcan cambios en nuestra visión, también la memoria y otras habilidades cognitivas como la atención se ven modificadas. 
Estos cambios son leves y no significa que se vaya a “perder” la memoria. Ninguna evidencia científica avala el difundido mito popular que supone un interminable deterioro de la memoria con migración hacia el Alzheimer.  

El paso de los años hace que tengamos mayor dificultad para atender a múltiples tareas en forma simultánea, no recordemos dónde dejamos algún objeto, que procesemos la información más lentamente y que nos cueste un poco más retener información nueva.

Podemos también necesitar más tiempo para recuperar la información almacenada, o para encontrar las palabras y los nombres de las personas en el preciso momento en que las necesitamos (el fenómeno de la “punta de la lengua”).

Estos son sólo signos de olvidos leves y no problemas serios de memoria. Si uno se da tiempo, la información se recupera, ya que “no se perdió”, sino que permanece en el sistema, aunque pueda resultar más difícil evocarla.



Mantenerse activos


No hay que esperar pasivamente a que las funciones mentales se deterioren por inactividad. Existen múltiples estrategias terapéuticas que compensan los cambios que traen los años. 

Es fundamental mantenerse activo mentalmente, ya sea realizando algún tipo de rehabilitación o entrenamiento cognitivo y ejercitando las funciones mentales con un profesional o con cursos y actividades cognitivas. Hacer crucigramas, sopas de letras o jugar al memotest no significan una mejoría en términos de aumento de la memoria pero mantienen al cerebro en buen estado para ejecutar el resto de las funciones mentales. Realizar actividades mentalmente estimulantes activa y refuerza las conexiones cerebrales.



Nuevas estrategias


Claro que si a una persona se le hace repetir como a un autómata una lista de palabras para chequear cuántas recuerda, sin ofrecerle ninguna estrategia nueva, no tendrá mejores resultados. En cambio, sí los va a alcanzar si aprende nuevas estrategias para almacenar mejor la información. En términos de memoria, los resultados dependen mucho más de las estrategias que se incorporan que de la ejercitación.

Para compensar las dificultades en la capacidad de recordar se recomiendan estrategias compensatorias y el uso de ayudas externas, por ejemplo una agenda. 

Está instalada la idea de que su uso empeora la memoria, sin embargo éste o cualquier otro método de registro de datos es fundamental porque funciona como un backup: conserva la información almacenada y protege contra una eventual falla de la memoria. Permite hacer un doble registro: mientras se anota se codifica y se acompaña el proceso con una imagen gráfica visual que funciona como un elemento de codificación adicional para facilitar el recuerdo posterior. Si esta estrategia no da resultado, se recurre a la información que quedó anotada, hecho que libera de la presión de tener que recordar, que es un factor que juega en contra de la recuperación.

Las estrategias compensatorias no mejoran la memoria pero suman recursos que ayudan a manejarse mejor y a incrementar la calidad de vida. 

Para quienes se deciden por una alternativa profesional existen talleres de memoria en los que se proponen ejercicios interactivos que estimulan los procesos mentales y flexibilizan la atención. Están dirigidos a personas mayores sanas, que desean mejorar su capacidad de recordar y preservar sus capacidades intelectuales.




A continuación, algunos consejos ayuda-memoria:

1 - El cerebro archiva y recuerda mejor la información cuando está organizada. Jerarquice, agrupe y relacione la información nueva para guardarla en la computadora del cerebro.


2 - La mente ingresa la información a través de los cinco sentidos (vista, oído, olfato, gusto, y tacto). Úselos. Por ejemplo, utilice imágenes mentales para asociar a aquellos nombres que deba recordar.

3 - Tenga presente que para recordar mejor una información debe tener un significado y estar asociada a una emoción.


4 - Repetir y repasar la información que se quiere recordar son estrategias útiles. Claro que lo ideal no es repetirlo como loro sino repasarlo dando a la información algún sentido o significado.

Y recuerde que la prevención, también en el terreno de las funciones cognitivas, es una buena receta. Múltiples estudios han puesto en evidencia que mantenerse activo cognitiva y socialmente es un excelente protector del funcionamiento mental. El deterioro de la memoria como un proceso inexorable e interminable es un mito que debemos derribar.

0 - DEJA TU OPINIÓN: ACÁ:

Publicar un comentario

Su mensaje se publicará en breve. Muchas gracias por opinar.

 
ir arriba