REVISTA DE BARRIO CONVERTIDA EN BLOG

ACOMPAÑANOS CON UN MATE, TÉ, CAFÉ O CON LO QUE GUSTES
¡BIENVENIDOS! - ¡WELCOME!

PROVINCIA DE MISIONES, REPÚBLICA ARGENTINA
En español - Language Spanish

GRACIAS POR LA VISITA

-----------------------------------------------------------------------------
Este blog cuenta con temas de creación personal y extraídos de la web, revistas, diarios, con la única intención de entretener, aportar algo educativo y compartir un momento informativo sobre distintas cuestiones (Sin fines de lucro u otros intereses comerciales). Para ver los TEMAS anteriores, clickea en "LOS TEMAS PUBLICADOS" que se ordenan por año y número de post con sus respectivos títulos.

martes, 7 de febrero de 2012

462- ¿Te están vigilando?

EL CONTROL DE LOS DATOS PRIVADOS

No solo las Redes sociales, Google, empresas de software o los delincuentes del ciberespacio están interesados por tus datos sino también el gobierno y aquellos negocios que se sienten respaldados por este sistema perverso de control y vigilancia.

El sistema SUBE es un claro ejemplo de ello. ¿Con qué necesidad el Estado necesita los datos de los usuarios para otorgar las tarjetas SUBE? ¿En que beneficia a la población?...  Bien se podía implantar tarjetas con recargas (similares a las de uso de celulares) o idear un sistema que no necesite los datos del usuarios ni sus recorridos. Pero por sobre todo no hace falta almacenar los datos privados de cada individuo que use este sistema. Pero claro, si se quiere privacidad, pague más caro.

Cuando uno va a comprar un electrodoméstico la casa de ventas, indefectiblemente exigen nombre DNI y dirección cuando se paga como consumidor final en efectivo. A este sistema se suman otros negocios. Sin contar los cuestionarios, encuestas, supuestos sorteos donde nos piden hasta el color de la libreta matrimonial. Una cosa es pagar por sistema electrónico donde se garantizan el cobro otra, cuando se paga con dinero en efectivo, con el pretexto de la garantía exigen la identificación total del cliente. Y si éste se niega, no lleva el producto. Esto se aplica también a las empresas de servicios que, con el afán de garantizar el cobro quieren saber hasta el talle de los calzoncillos.

¿Y las cámaras de vigilancia?... Por supuesto quizás si las cámaras de seguridad sirvieran para frenar la inseguridad, se podría decir que en algo se justifica que nos espíen en la calle o en distintos lugares públicos pero desde su implementación no sirvió de nada sino para alimentar el morbo en programas televisivos. Una cámara le da el poder a un operario a ver que sucede en aquellos hogares situados en los alrededores de la misma. En Londres Inglaterra, cuando una cámara barre una determinada zona, se oscurece para evitar que el operario pueda observar que sucede a través de una ventana.

Lo increíble del caso es que, hasta nos controlan el sueldo (que si cobramos un poco más de lo debido nos aplican impuestos), nuestras posesiones y hasta la compra y venta de dólares, como si fuera un delito. Todo bajo la excusa de supuestos frenos a la delincuancia, dejando en claro que la privacidad de los ciudadanos no vale nada. 

La presidente feliz de la vida lanza el Sistema Federal de Identificación Biométrica (SIBIOS).

Este sistema propone tener un registro de los datos biométricos de cada persona en Argentina. Tipo de sangre, foto, estatura; al mismo tiempo que se cruzarán con la AFIP que no nos deja comprar dólares cuando queremos y cualquier otro organismo o persona que desee saber sobre nosotros. ¿Pero quién tiene acceso a todos estos datos? En principio cualquier policía (funcionario del orden público) que quiera saber nuestro historial va a poder hacerlo; sin una orden judicial de por medio que lo avale, sin que seamos sospechosos de nada. 

Hoy en día, todo lo que SIBIOS pone a disposición de un oficial (o un hacker) también es averiguable por el estado en el caso de un juicio. A parte, con el reconocimiento facial, que tanto fascina a nuestra presidente, bastaría sólo ingresar a un lugar donde una cámara pueda captar nuestro rostro para que automáticamente sepan que uno es portador de HIV, que debe impuestos o que se equivocó en algún momento de su vida.

Acaso suene a paranoia pero, sin reglas claras, en un país de algunos funcionarios de poca ética, sospechosos por la sociedad de corrupción, todo puede suceder. Con el desconocimiento de la población, la despreocupación por el manejo la identidad de los ciudadanos, asumiendo que el Estado lo sabe todo y que, de todas maneras no hacemos nada malo, el gobierno busca controlar todo lo que hacemos. El no respeto por los derechos de la libertad y privacidad genera que un estado o personas que ejercen el poder controlen y actúen sobre aquellos que no comparten su manera de gobernar o conducirse ya que no hay una garantía de las libertades básicas. 
 RL


Fuente de referencia: Aqui-Log

0 - DEJA TU OPINIÓN: ACÁ:

Publicar un comentario

Su mensaje se publicará en breve. Muchas gracias por opinar.

 
ir arriba