REVISTA DE BARRIO CONVERTIDA EN BLOG

ACOMPAÑANOS CON UN MATE, TÉ, CAFÉ O CON LO QUE GUSTES
¡BIENVENIDOS! - ¡WELCOME!

PROVINCIA DE MISIONES, REPÚBLICA ARGENTINA
En español - Language Spanish

GRACIAS POR LA VISITA

-----------------------------------------------------------------------------
Este blog cuenta con temas de creación personal y extraídos de la web, revistas, diarios, con la única intención de entretener, aportar algo educativo y compartir un momento informativo sobre distintas cuestiones (Sin fines de lucro u otros intereses comerciales). Para ver los TEMAS anteriores, clickea en "LOS TEMAS PUBLICADOS" que se ordenan por año y número de post con sus respectivos títulos.

jueves, 15 de septiembre de 2011

414 - Cuento literario inédito

DUENDE EN LA CIUDAD
El pombero es un duende mágico perteneciente a la mitología guaraní enraizado en las costumbres y el acervo popular del ayer, en nuestra provincia de Misiones y en la región en general. En la actualidad, aún en muchos lugares, aceptan este mito como un ser real que se aprovecha de las guainas (mujeres jóvenes), las rapta para  llavarlas al monte. Su pasión son los charotos (cigarro) y la caña (bebida espirituosa paraguaya). Su descripción y conductas varían de acuerdo con las inumerables anécdotas existentes,pero su aspecto esencial o básico es el mismo; un duende multifacético que deambula en las noches, con una contextura fornida, petiso, que puede girar sus pies para confundir a quienes lo persiguen, sucio, de exhuberante vello en sus extremidades y cuerpo en general, silencioso, que tiene la habilidad de ocultarse, conviertiéndose en un ser invisible. En ocasiones usa un sombrero de paja y posee una mirada rojiza y diabólica. El Pombero es parte de las leyendas de la región; es magia, es mito, es misterio de nuestro acervo nativo.



CUENTO:
DUENDE DE LA CIUDAD

Tomé un vaso de agua y fui al balcón. Me temblaban las manos, el corazón me latía con fuerza. ¿Cómo es posible que exista el pombero? Es una leyenda del campo, cuento de viejos… No puede aparecer en la ciudad. Sin embargo yo lo vi pues me venía siguiendo. Cada vez que miraba hacia atrás su sombra se esfumaba pero percibía su aliento, su presencia aterradora. Previamente con mi novia, fuimos a la chacra de sus tíos donde nos advirtieron sobre el extraño duende. Nos burlamos secretamente y acampamos solos en el monte, demostrando que nada pasaría. Cuando volvimos algo comenzó a seguirnos y observarnos.
Contemplé hacia abajo y allí estaba recostado por el poste de luz, su sombrero de paja, ojos rojizos, ropa andrajosa, así lo vimos en muchas oportunidades. Instintivamente salí del balcón y un escalofrío recorrió mi médula. De pronto, sonó el teléfono:
-¿Luis?
-¿Quién habla?... ¿Doña Ana?
-¿No está mi hija con vos?... Hace rato que debió llegar de la facultad. No responde a su celular. Llamé a sus amigas y tampoco saben su paradero.
Solté el auricular y corrí al balcón. La figura ya no estaba. Velozmente bajé por las escaleras a la calle, presintiendo una locura. A dos cuadras los vi de la mano, hasta que se desvanecieron en la oscuridad como espectros demenciales. Sentí que se me nublaba la vista y se me aflojaban mis extremidades. Trataba de respirar pero no podía. Me faltaba aire. Mi cabeza estaba a punto de estallar. Millones de estrellitas y un dolor indescriptible me envolvía. Luego, un silencio, una vacua oscuridad y la nada total. Nunca supe más de ella.
Aún hoy, después de varios meses de estar en coma, sueño que su voz me despertará y seremos felices otra vez.
 Autor: Ramon L

0 - DEJA TU OPINIÓN: ACÁ:

Publicar un comentario

Su mensaje se publicará en breve. Muchas gracias por opinar.

 
ir arriba