REVISTA DE BARRIO CONVERTIDA EN BLOG

ACOMPAÑANOS CON UN MATE, TÉ, CAFÉ O CON LO QUE GUSTES
¡BIENVENIDOS! - ¡WELCOME!

PROVINCIA DE MISIONES, REPÚBLICA ARGENTINA
En español - Language Spanish

GRACIAS POR LA VISITA

-----------------------------------------------------------------------------
Este blog cuenta con temas de creación personal y extraídos de la web, revistas, diarios, con la única intención de entretener, aportar algo educativo y compartir un momento informativo sobre distintas cuestiones (Sin fines de lucro u otros intereses comerciales). Para ver los TEMAS anteriores, clickea en "LOS TEMAS PUBLICADOS" que se ordenan por año y número de post con sus respectivos títulos.

jueves, 7 de julio de 2011

372 - Reducciones jesuíticas de santa Ana

LA HISTORIA EN SANTA ANA

Santa Ana encierra en sus tierras las reliquias del tiempo traducidas en las ruinas que llevan ese mismo nombre. Cuando llegaron los Jesuitas a estas tierras desplegaron su participación y consolidaron las reducciones en treinta pueblos estratégicos: Candelaria, Santa Ana, Loreto, San Ignacio Miní, Corpus Christi, Santos Mártires, San Javier, Santa María la Mayor, San José, Apóstoles, Concepción (Misiones) San Carlos, Santo Tomé, La Cruz y Yapeyú (Corrientes) en la República Argentina. Los restantes se repartieron en tierras paraguayas y brasileras.

En nuestra provincia Las reducciones Jesuíticas de Santa Ana es un patrimonio valioso para la cultura, la arqueología, la religión, la historia. Este antiguo pueblo jesuítico de más de 400 años, que sufrió el deterioro del tiempo está siendo restaurado. Cuenta con un sistema de pasarelas que permite apreciar la planta urbana de lo que era la Reducción, el Templo, escalinatas, el cementerio jesuítico utilizado después por los colonos. También es agradable convivir con la naturaleza que se fusiona y nos brinda un marco mágico donde distintos tipos de aves nos deleitan durante todo el año.

DATOS DE INTERÉS
Ubicación: Departamento Candelaria - Provincia de Misiones, Argentina. Latitud S 27º 23' - Longitud O 55º 33'.
Situación dominal: 75% fiscal, 25% propiedad privada.
Status legal:
Monumento Histórico Nacional (1.983) - Decreto Nº 2210
Monumento histórico Provincial (1.969) - Ley Nº 510
Patrimonio de la Humanidad (1.984) - UNESCO

MARCO HISTÓRICO Y SOCIAL
en la página del gobierno de la Provincia de Misiones (Historia de Misiones) nos revela esta información acerca de su organización:

Fundación y Traslados: Fundada en 1633 por los Padres Pedro Romero y Cristóbal de Mendoza,en las Sierras del Tapé, en el actual territorio riograndense(Brasil), en las cercanías de un pequeño tributario del río Yacuy. Huyendo de los paulistas bandeirantes, en 1638 emigra al oriente del río Paraná (a orillas del río Uruguay) y se asienta al pie del cerro Peruyé. En 1660 se estableció en su sitio definitivo, donde prosperó hasta su destrucción en 1817 a raíz de las invasiones de los paraguayos.

Gobierno civil y eclesiástico: Los sacerdotes eran los administradores de los bienes de los aborígenes y atendían todo lo concerniente a lo espiritual, temporal, económico, cultural, social y militar. El Cabildo era la autoridad máxima en cada reducción y estaba compuesto por los caciques. Los representantes de la iglesia mantuvieron la institución tradicional guaraní del cacicazgo.

En conjunto, la reducción dependía: del Gobernador de Buenos Aires, de la Real Audiencia de Charcas, del Virrey del Perú y del Rey de España.

El sacerdote obedecía: directamente del Superior de las Misiones que residía en Candelaria, e indirectamente del Padre Provincial que residía en Córdoba.

Trazado urbanístico de la reducción: En la etapa de fundación y trasados, los pueblos se construían sin una definición muy precisa en lo urbano; la construcción fue precaria y simple, en adobe, tapia y paja. Recién a fines del siglo XVII, luego de la derrota de los bandeirantes en la batalla de MBORORÉ en 1641, comienzan tiempos de seguridad y estabilidad. Es la etapa de los asentamientos definitivos, donde cada ciudad se organiza conforme a un cuidadoso proyecto urbanístico, donde las edificaciones son de piedra y maderas de ley.

Los elementos constitutivos de la trama urbana son: la plaza, el núcleo principal (templo, colegio, cementerio), las viviendas indígenas, las calles y otras edificaciones.

 
La plaza: Constituía el elemento ordenador del espacio urbano. Cercada por tres de sus lados por las tiras de viviendas indígenas, mientras que el cuarto lado definía sus límites con el núcleo principal. El suelo era de tierra (no de césped), era el gran escenario donde se aseguraba la participación y la persuación. Allí se concentaban todas las celebraciones cívicas y religiosas.
Las calles: Estaban ornamentadas con naranjos y limoneros. Dos de ellas tenían una relevancia fundamental. Una era la que accedía al pueblo y terminaba frente a la fachada del templo; la otra cruzaba frente al cotyguazú, cementerio, templo, colegio y talleres.
El núcleo principal compuesto por el templo. A la derecha del mismo, en Santa Ana, la residencia o colegio y los talleres, se disponían en una sola línea de edificación consecutiva. El templo era la primera edificación que se levantaba en la reducción.
 El Templo: Presenta los rasgos distintivos del barroco. El atrio se encuentra ergido sobre una plataforma elevada 1,20 metros por encima del suelo natural.
Las piedras de asperón rosado de las paredes de la iglesia, los pilares y molduras revelan el cincel del gran arquitecto Hermano Coadjutor José Brasanelli (1691-1726), quien en 1725 construyó la iglesia, que fue una de las más hermosas de los treinta pueblos jesuíticos.
Los restos mortales del Hermano Brasanelli, fallecido en 1728, descansan bajo el altar mayor de la iglesia.
El Inventario de 1768 describe a la iglesia: "de tres naves, media naranja y perfectamente acabado". Tenía "un púlpito dorado y cuatro confesionarios de talla, dorados y pintados, un órgano grande y siete escaños de asiento para el cabildo. Cinco altares con sus buenos y dorados retablos; el altar mayor, con cuatro estatuas grandes, cuatro pequeñas alrededor del sagrario".
"Un baptisterio todo pintado, con su retablo dorado y su pila bautismal de lindo vidriado...... Una torre de madera con dos campanas grandes, dos medianas y dos chicas.....Una sacristía hermosa, perfectamente acabada y dorada..... su aguamanil de estaño para lavarse las manos el sacerdote que ha de celebrar....veinte estatuas de varios misterios de Resurrección, Pasión y de otras festividades de la Iglesia, que están guardadas en la contrasacristía".
 Colegio o Residencia: "La casa perfectamente acabada, con sus dos patios, huerta, cerca de piedra, refactorio, cocina y ocho aposentos de los que sirven para los religiosos, uno de los mayordomos, otro de la música, otro chico que servía para el indio portero; uno de los vestidos de cabildo y danzantes, cuatro almacenes, en el patio segundo dos aposentos; el uno de platería y el otro de herrería, dos piezas largas de los telares, un aposento de la panadería y otro de beneficiar miel, otro vacío para lo que se pueda ofrecer".
Cotyguazú:
"Junto al Cementerio, con cimientos de piedra y tres cuarta vara fuera de ellos también de piedra, lo restante de adobes, con un patio claustral con puerta en común 'las viudas, casadas cuyos maridos anden huídos y las de más y portero en la puerta, que controlaba accesos y salidas' alrededor del cual se sitúan las habitaciones".
Cementerio:
"Dividido en cuatro partes: los hombres eran enterrados aparte de las mujeres y los niños separados de las niñas. Cada una de aquellas partes eran iguales entre sí, se subdividían en ciertas parcelas con capacidad cada una para diez o doce cadáveres. Calles directas daban acceso al Norte, al Sur y a los costados, a las que daban sombra plantaciones de naranjos. Había también construída una capilla, en cuya parte superior estaba la cruz. Había dos puertas, una adherida a la pared del templo, otra a la Plaza".
Huerta:
"Situada detras de la Iglesia, Colegio y Talleres, estaba plantada de naranjos, guayabas, bananas, palmeras, toda especie de legumbres y plantas medicinales. Con tres estanques a distintos niveles, el agua pasaba de uno al otro por conductos subterráneos. El piso de uno de los estanques está empedrado y sus costados realizados de piedras calzadas, los muros no son rectos, tienen una ligera curvatura para absorver el peso del agua".
Las viviendas de los nativos: Se ubicaban de manera paralela a los lados de la plaza y en hileras hacia la periferia. Siete a doce unidades o habitaciones constituían una "manzana", que organizada como un elemento cerrado estaba rodeada de galerías perimetrales. A veces estas viviendas múltiples de planta rectangular alargada, tenían locales sanitarios en sus extremos.

Como otras edificaciones nombramos:
Los tambos, ubicados libremente. Las carnicerías o "rastros" junto a la huerta. Frecuentemente se repartía la carne a los aborígenes en el segundo patio. Olerías y galpones ubicados en la perifería del pueblo. Había ermitas.

La Economía: Se sustentaba en la agricultura, la recolección de miel, la cría de ganado, la industria, las artesanías y el comercio. Se cultivaban maíz, mandioca, batata dulce, caña de azúcar y legumbres con destino a la alimentación. Algodón para obtener el hilo y el lienzo. Tabaco. Muy importante pasó a ser el cultivo de la yerba mate, que en un principio se cosechaba de los yerbales silvestres muy apartados de las reducciones

Educación y Arte: Como el objeto de las reducciones era enseñar la doctrina cristiana, la educación, la catequización, la enseñanza en las escuelas y el arte estuvieron orientados hacia esa finalidad.
Iniciar a los guaraníes en los valores cristianos no fue sencillo para los padres misioneros, ya que debieron desterrar la hechicería y la poligamia, prácticas ancestrales de la cultura guaraní. Con mucho ingenio, los sacerdotes, para hacer comprensible sus enseñanzas se valieron del canto, la pintura, el teatro, la escultura y la danza.
A la escuela de primeras letras acudían los niños desde los 6 años. Aprendían a leer y escribir en guaraní. A los hijos de los caciques y autoridades comunales se les enseñaba además castellano y latín. La enseñanza se completaba con nociones de religón, urbanidad, aritmética y música. Las niñas aprendían costura, tejido y bordado.
En los primeros tiempos los maestros fueron los curas, hasta que se formaron los maestros indígenas.
En el arte jesuítico-guaraní prevaleció el tema religioso-cristiano. Los modelos que llegaban eran europeos. Los guaraníes fueron excelentes copistas de las estampas, dibujos, grabados e imágenes que llegaban.
Para las tallas en madera utilizaban el cedro, jacarandá y otras maderas nobles de la región.
Todo el arte se inscribió dentro de la corriente general de la época: el barroco.
Los guaraníes poseían una inclinación natural hacia la música, que junto con el rezo y la danza formaba parte del ritual religioso. Todas las iglesias tenían de 30 a 40 músicos. Los que no tenían buena voz, aprendían algún instrumento y los tocaban con mucha destreza: arpas, violines, espinetas, bajones, chirimías, clarines; al principio por enseñanza de los padres y luego con maestros indios.


 (CLICKEAR EN LAS IMÁGENES SI SE DESEA VER EN UN TAMAÑO MAYOR)

















FOTOS SACADAS POR SOLANGE L. EN SU VIAJE DE ESTUDIO.

Gracias, Solcito, por las fotos.

0 - DEJA TU OPINIÓN: ACÁ:

Publicar un comentario

Su mensaje se publicará en breve. Muchas gracias por opinar.

 
ir arriba