REVISTA DE BARRIO CONVERTIDA EN BLOG

ACOMPAÑANOS CON UN MATE, TÉ, CAFÉ O CON LO QUE GUSTES
¡BIENVENIDOS! - ¡WELCOME!

PROVINCIA DE MISIONES, REPÚBLICA ARGENTINA
En español - Language Spanish

GRACIAS POR LA VISITA

-----------------------------------------------------------------------------
Este blog cuenta con temas de creación personal y extraídos de la web, revistas, diarios, con la única intención de entretener, aportar algo educativo y compartir un momento informativo sobre distintas cuestiones (Sin fines de lucro u otros intereses comerciales). Para ver los TEMAS anteriores, clickea en "LOS TEMAS PUBLICADOS" que se ordenan por año y número de post con sus respectivos títulos.

jueves, 30 de junio de 2011

370 Cuento literario: Los sapos

CUENTO REGIONAL PUNTANO

LOS SAPOS


Había una vez un hombre rico que ’taba viejo, y pensando que podía morir en cualquier momento, determinó de llamar a sus hermanos para dejarles sus haberes. Que esti hombre no si había casau ni tenía hijos. Entonce los hizo llamar a los hermanos que eran varios para darles en herencia todo lo que tenía. Que había síu un hombre muy guapo y había juntau una güena fortuna.
Ya vinieron y se sentaron en el patio y ’taban conversando. Que éstos no maliciaban nada pa qué los había llamau el hermano.
Entonce el hombre quiso ver cómo s’ iban a portar con él cuando se muriera. Les preguntó que cuando a él le llegara el último momento, quén le iba ayudar a morir. Contestaron en coro que ellos no podían, que ´taban muy ocupados. Entonce preguntó quién lo velaría. Lo mesmo contestaron en coro que ellos no. Entonce preguntó quén le rezaría y quén lo enterraría, y ellos dijieron lo mesmo, que ellos no. Pero cuando preguntó quén lo heredaría, todos dijieron muy apurados: yo, yo , yo.
Y güeno; Dios los castigó a estos hermanos y los convirtió en sapos. Di ahí es que repiten en su canto estas palabras.
Uno pregunta y contestan los demás:



—Cuando yo me muera,
¿quén mi ayudará?
—Yo no, yo no, yo no.

—Cuando yo me muera,
¿quén me velará?
—Yo no, yo no, yo.

—Cuando yo me muera,
¿quén me enterrará?
—Yo no, yo no, yo no.

—Cuando yo me muera,
¿quén me rezará?
—Yo no, yo no, yo no.

—Cuando yo me muera,
¿quén me heredará?
—Yo, yo, yo, yo

Y por ese castigo los sapos diseñen sus cantos estas palabras, que son más como rezos.





FUENTE:
Cuento relatado por Pilar Ochoa, de 46 años, campesina que ni lee ni escribe y es natural de la Provincia de San Luis.
Cuento recolectado por Berta E. Vidal de Battini como profesora en Letras y especialista en folclore de nuestro país.
CUENTOS PARA EL SEGUNDO NIVEL, Antología, Editorial Colihue, Bs As 1981.

0 - DEJA TU OPINIÓN: ACÁ:

Publicar un comentario

Su mensaje se publicará en breve. Muchas gracias por opinar.

 
ir arriba