REVISTA DE BARRIO CONVERTIDA EN BLOG

ACOMPAÑANOS CON UN MATE, TÉ, CAFÉ O CON LO QUE GUSTES
¡BIENVENIDOS! - ¡WELCOME!

PROVINCIA DE MISIONES, REPÚBLICA ARGENTINA
En español - Language Spanish

GRACIAS POR LA VISITA

-----------------------------------------------------------------------------
Este blog cuenta con temas de creación personal y extraídos de la web, revistas, diarios, con la única intención de entretener, aportar algo educativo y compartir un momento informativo sobre distintas cuestiones (Sin fines de lucro u otros intereses comerciales). Para ver los TEMAS anteriores, clickea en "LOS TEMAS PUBLICADOS" que se ordenan por año y número de post con sus respectivos títulos.

miércoles, 21 de julio de 2010

221 -Superhéroes del dulce de leche


En el siglo pasado, la historieta, el radioteatro junto con los libros fueron los generadores de sueños y viajes a lugares inpensados hasta que apareció la televisión... Y la caja boba comenzó a popularizarse y acabó con la historieta, el radioteatro, hasta bajó los índice de lectura... Pero esa es otra historia.
La historieta popular nos daba la libertad de viajar al espacio y en el tiempo ya sea hacia adelante o hacia atrás, llegar a países que muchos jamás pisaremos, entrar a restaurantes con platos alejados a nuestros bolsillos, compartir con mujeres que nunca nos mirarían. Gracias a la historieta, conocimos personajes distintos, aprendimos historia, geografía, lengua, conocimos costumbres y culturas ajenas a la nuestra. Volamos con personajes extraños, nacimos en galaxias distintas, disfrutamos aventuras en mundos paralelos... La historieta se complementaba con los libros. La historieta no era la enemiga de la lectura.
Dentro de esa vorágine vertiente de aventuras, romances, humor, más otros condimentos de entretenimiento, hubieron personajes que trascendieron  y se conviertieron en los superhéroes criollos. Seres que nacieron acá como el dulce de leche, la birome o el colectivo (al fin y al cabo son inventos argentinos).
Para muchos, por fuerza física, coraje y bondad, el gran súper es el indio Patoruzú, creado por Dante Quinterno, que aparece en octubre de 1928 como personaje secundario en una tira del diario Crítica. Acaso fue Patoruzú el primer superhéroe argentino. Sin embargo, los especialistas afirman que el primero fue El Vengador, crado por Enrique Breccia en 1938 (ya el indio de la Patagonia tenía 10 años de publicación).
Más allá de la polémica, estos dos son sólo algunos de los personajes que abundan en la historia de los paladines de la justicia Made in Argentina. En 1948, apareció brevemente la revista Medio Litro, donde se destacaba la tira El poderoso Infra-Man de Benarós y Del Castillo.
A fines de la década, la revista Salgari, de Editorial Abril, popularizó un nuevo personaje: Misterix. Y las páginas de Hora Cero fueron, entre 1957 y 1959, el hogar de una historieta de ciencia -ficción destinada a convertirse en uno de los pilares del cómic universal: El Eternauta de Hector G. Oesterheld y Solano López en los dibujos.
En 1964, la Editorial Dayca probó el género de súper héroes creados íntegramente  en la Argentina: Futureman y Bird-man fueron un fracaso total. En 1966, apareció, primero en TV (canal 13) y luego en papel, un clásico del dibujo animado argentino: Hijitus, de Manuel García Ferré, fundador de la desaparecida revista Anteojito. En esta publicación, también aparecieron las aventuras de otro súper: Sónoman de Oswal.
La prolífica ciudad de Rosario nos ofreció entre 1977 y 1979, solo tres números, la revista Tinta. Allí, su director dibujaba las aventuras de Marquimán, un superhéroe nacido en Paraná, hijo de un surubí y un amigo de los pobres, marginados y malvivientes. La creación de modelos nacionales mostraba arquetipos parecidos pero de ambientes cotidianos y tipos diferentes a las versiones norteamericanas. 
En 1984, la revista Fierro comienza a publicarse y en él Fontanarrosa estrenó Sperman, una versión del clásico superhéroe, pulsando la misma cuerda satírica que había usado para otro de sus más famosos personajes: Boogie, el aceitoso.
También Cybersix, de Carlos Trillo y Carlos Megñia, uno de los cómics más exitosos a nivel mundial, se publicó  en Argentina en 1994. Dos años más tardes comenzó a emitirse en canal 11 (actual Telefe) interpretada por la modelo Carolina Peleritti. La historia de una heroína en un mundo futurista es atrapante cuando se lo lee pero la versión televisiva fue un fracaso; ya se por la pésima actuación de una modelo con escasa preparación , sumado a una escenografía berreta, con los diálogos tan monótonos que nada tiene que ver con la vorágine cautivadora de la versión del papel. Definitvamente la versión televisiva que pretendía marcar un hito, manejando técnicas de narración modernas, desdibujó la calidad  soberbia de la historieta.
Habrán quedado muchos ejemplos en el tintero seguramente ( como por ejemplo Zenitram  estrenado en el cine, basado en un cuento de Juan Sasturain). No obstante,  en nuestra literatura con menos vistosidad que los importados del norte (el Hombre Araña, Batman, Súperman, etc...) también defienden a los débiles y oprimidos con superpoderes criollos que tanta falta nos hace hoy... Y eso que no me acordé de Pepe Sánchez... Claro que el súperespía argentino (de Robin Wood y Carlos Vogt  publicado en El Tony de la desaparecida ditorial Columba) no contaba con superpoderes sino con la hilaridad de sus aventuras, y la simpleza de su ingenio.

0 - DEJA TU OPINIÓN: ACÁ:

Publicar un comentario

Su mensaje se publicará en breve. Muchas gracias por opinar.

 
ir arriba